Ser padre con dolor crónico cambia la dinámica, de hecho en palabras de Daniel Kantor, MD “ El padre ya no se siente como la persona que cuida al niño. A veces, puede parecer que el niño está cuidando a sus padres. Puede ser muy estresante en esa relación”
¿́ ?
Suena obvio pero lo más importante es hablar tus hijos, tus hijos quieren entender qué pasa pero a la vez sentirse tranquilo, háblales de una manera apropiada a su edad.
Esta conversación la tendrás en más de una ocasión, la idea es ir reforzando el tema.
Tranquilízalo, no es contagioso, mami/ papi no se van a morir de dolor crónico.
Hazles partícipes en la medida de lo posible, que no se sientan excluidos
Trata de pensar en positivo, piensa en lo que puedes hacer y no en lo que no puedes. Ejemplo: no logro llevar todos los dias al parque a mi hijo, y cámbialo por, he podido acompañar a mi hijo al parque dos veces esta semana.
Pide ayuda
Un hijo quiere estar con sus padres y disfrutarlos, y ¡tú lo puedes hacer!.