CIÁTICA

Suele ser un síntoma de enfermedad subyacente que comprime o irrita el nervio ciático. La irritación se manifiesta de muchas formas, como ardor, hormigueo, entumecimiento y disfunción.
Existen numerosos orígenes para este síntoma, la mayoría de los cuales se encuentran en la parte inferior de la espalda.

El tratamiento no quirúrgico alivia el dolor en 80-90% de los pacientes. El tratamiento quirúrgico debe considerarse en aquellos pacientes con el peor de los síntomas.

 

 

 

 

 

SINDROME FACETARIO

El síndrome de la articulación facetaria es la inflamación o lesión de las articulaciones zigoapofisiarias de la columna vertebral.

Esta condición puede ser la fuente de dolor de espalda para aproximadamente el 20% de los adultos mayores. A estas personas les puede resultar más difícil moverse, trabajar y funcionar normalmente. Los trastornos asociados con el síndrome de la articulación facetaria pueden incluir artritis y espondilolistesis.

El síndrome se diagnostica mediante examen físico y bloqueo de la rama medial. Los tratamientos se recomiendan de acuerdo con el nivel de dolor individual del paciente. Los tratamientos incluyen medicamentos que reducen la inflamación, las inyecciones en las articulaciones y la ablación por radiofrecuencia.

SINDROME DE COLUMNA FALLIDA

A menudo, los pacientes recurren a la cirugía para ayudar a controlar sus síntomas; sin embargo, la cirugía de columna no siempre es efectiva.
El síndrome de cirugía fallida es una afección relativamente común que ocasiona dolor persistente o nuevo después de la cirugía de columna.
Hay varias causas del síndrome de la cirugía de la espalda fallida.
Los pacientes que presentan síntomas deben ser evaluados a fondo para determinar la causa subyacente de su dolor.
Existen varias opciones de tratamiento que se pueden ofrecer a los pacientes con esta afección, desde tratamientos conservadores hasta opciones ligeramente más invasivas. Los resultados óptimos del tratamiento generalmente se observan con una combinación de terapias de tratamiento. Los pacientes deben discutir sus síntomas con sus médicos para determinar un plan de tratamiento apropiado para su condición.

HERNIA DE DISCO

La hernia de disco es una ocurrencia relativamente común y es una de las principales causas de dolor lumbar. La hernia discal ocurre cuando la capa interna de un disco intervertebral se rompe a través de la capa externa fibrosa, lo que produce irritación de los nervios espinales cercanos. Esto puede ocasionar dolor de espalda crónico. Entumecimiento, hormigueo y debilidad de las extremidades también pueden ocurrir en algunas personas.
La causa más común de hernia de disco es el desgaste normal que ocurre con el envejecimiento; Sin embargo, las lesiones agudas también pueden conducir a esta condición.

Por lo general, el tratamiento para la hernia de disco implica una variedad de métodos de tratamiento conservadores que incluyen analgésicos y medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares. Opiáceos y antidepresivos pueden ser recomendados en algunos casos. Además, las opciones de tratamiento no invasivo para el alivio del dolor por hernia discal incluyen terapia física, cuidado quiropráctico e inyecciones de esteroides. Para los pacientes que experimentan dolor debilitante, o para los que experimentan entumecimiento persistente, hormigueo y debilidad de las extremidades, a pesar de someterse a cuidados conservadores, la cirugía puede ser necesaria. Los pacientes que sufren de dolor de espalda que puede ser el resultado de una hernia discal deben hablar con sus médicos sobre las opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a aliviar su dolor.

BLOQUEO DE LA ARTICULACIÓN SACROILÍACA

La disfunción de la articulación sacroilíaca puede ser difícil de diagnosticar ya que los síntomas a menudo imitan otras causas de dolor de espalda, incluida la hernia discal, el síndrome facetario y la radiculopatía.

Las inyecciones de la articulación sacroilíaca tienen dos propósitos: diagnosticar la fuente del dolor de un paciente y aliviar el dolor.
Diversos estudios han demostrado que las inyecciones de esteroides extraarticulares y periarticulares dentro de la articulación sacroilíaca son más efectivas que los tratamientos con placebo para el alivio del dolor.

Las inyecciones de la articulación sacroilíaca son un procedimiento efectivo para los pacientes que sufren de dolor lumbar crónico que es el resultado de la inflamación o disfunción de la articulación sacroilíaca.

Son mínimamente invasivas y pueden aliviar el dolor casi de inmediato para muchos pacientes. Estas inyecciones proporcionan alivio del dolor como resultado de sus características antiinflamatorias. Los pacientes que sufren de dolor lumbar crónico que se origina en la articulación sacroilíaca deben analizar la opción de las inyecciones de la articulación sacroilíaca con su médico para determinar si es una opción adecuada para su caso.