DESCOMPRESIÓN CON LÁSER PARA HERNIAS DISCALES (DPDL)

Desarrollado en la década de los 80, el concepto de DPDL se basa en el hecho de que una pequeña reducción del volumen del núcleo pulposo provoca una caída drástica de la presión intradiscal. Esto se consigue introduciendo una fibra óptica en el disco intervertebral guiada mediante técnicas de imagen y con anestesia local y con la emisión de energía láser que vaporiza una pequeña porción del núcleo pulposo.

Se introduce en la piel de la espalda una aguja especial (previa anestesia local de la zona), hasta llegar al disco intervertebral mediante control radiológico en todo momento (Fluoroscopia).

Una vez confirmado que la aguja está en el interior del disco intervertebral a tratar, se introduce a través de ella una fina fibra de láser.

La vaporización de una pequeña cantidad de núcleo pulposo provoca una drástica caída de la presión intradiscal, acompañada de la migración de la hernia fuera de la ruta del nervio.

Los niveles de energía del láser así como el tiempo de exposición del mismo, son individualizados para cada caso, dependiendo de la patología a tratar.

El organismo estadounidense Food and Drug Administration (FDA) aprobó la DPDL en 1991.

32