Dolor de Columna

CIÁTICA

Suele ser un síntoma de enfermedad subyacente que comprime o irrita el nervio ciático. La irritación se manifiesta de muchas formas, como ardor, hormigueo, entumecimiento y disfunción.
Existen numerosos orígenes para este síntoma, la mayoría de los cuales se encuentran en la parte inferior de la espalda.

El tratamiento no quirúrgico alivia el dolor en 80-90% de los pacientes. El tratamiento quirúrgico debe considerarse en aquellos pacientes con el peor de los síntomas.

 

 

 

 

 

SINDROME FACETARIO

El síndrome de la articulación facetaria es la inflamación o lesión de las articulaciones zigoapofisiarias de la columna vertebral.

Esta condición puede ser la fuente de dolor de espalda para aproximadamente el 20% de los adultos mayores. A estas personas les puede resultar más difícil moverse, trabajar y funcionar normalmente. Los trastornos asociados con el síndrome de la articulación facetaria pueden incluir artritis y espondilolistesis.

El síndrome se diagnostica mediante examen físico y bloqueo de la rama medial. Los tratamientos se recomiendan de acuerdo con el nivel de dolor individual del paciente. Los tratamientos incluyen medicamentos que reducen la inflamación, las inyecciones en las articulaciones y la ablación por radiofrecuencia.

SINDROME DE COLUMNA FALLIDA

A menudo, los pacientes recurren a la cirugía para ayudar a controlar sus síntomas; sin embargo, la cirugía de columna no siempre es efectiva.
El síndrome de cirugía fallida es una afección relativamente común que ocasiona dolor persistente o nuevo después de la cirugía de columna.
Hay varias causas del síndrome de la cirugía de la espalda fallida.
Los pacientes que presentan síntomas deben ser evaluados a fondo para determinar la causa subyacente de su dolor.
Existen varias opciones de tratamiento que se pueden ofrecer a los pacientes con esta afección, desde tratamientos conservadores hasta opciones ligeramente más invasivas. Los resultados óptimos del tratamiento generalmente se observan con una combinación de terapias de tratamiento. Los pacientes deben discutir sus síntomas con sus médicos para determinar un plan de tratamiento apropiado para su condición.

HERNIA DE DISCO

La hernia de disco es una ocurrencia relativamente común y es una de las principales causas de dolor lumbar. La hernia discal ocurre cuando la capa interna de un disco intervertebral se rompe a través de la capa externa fibrosa, lo que produce irritación de los nervios espinales cercanos. Esto puede ocasionar dolor de espalda crónico. Entumecimiento, hormigueo y debilidad de las extremidades también pueden ocurrir en algunas personas.
La causa más común de hernia de disco es el desgaste normal que ocurre con el envejecimiento; Sin embargo, las lesiones agudas también pueden conducir a esta condición.

Por lo general, el tratamiento para la hernia de disco implica una variedad de métodos de tratamiento conservadores que incluyen analgésicos y medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares. Opiáceos y antidepresivos pueden ser recomendados en algunos casos. Además, las opciones de tratamiento no invasivo para el alivio del dolor por hernia discal incluyen terapia física, cuidado quiropráctico e inyecciones de esteroides. Para los pacientes que experimentan dolor debilitante, o para los que experimentan entumecimiento persistente, hormigueo y debilidad de las extremidades, a pesar de someterse a cuidados conservadores, la cirugía puede ser necesaria. Los pacientes que sufren de dolor de espalda que puede ser el resultado de una hernia discal deben hablar con sus médicos sobre las opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a aliviar su dolor.

BLOQUEO DE LA ARTICULACIÓN SACROILÍACA

La disfunción de la articulación sacroilíaca puede ser difícil de diagnosticar ya que los síntomas a menudo imitan otras causas de dolor de espalda, incluida la hernia discal, el síndrome facetario y la radiculopatía.

Las inyecciones de la articulación sacroilíaca tienen dos propósitos: diagnosticar la fuente del dolor de un paciente y aliviar el dolor.
Diversos estudios han demostrado que las inyecciones de esteroides extraarticulares y periarticulares dentro de la articulación sacroilíaca son más efectivas que los tratamientos con placebo para el alivio del dolor.

Las inyecciones de la articulación sacroilíaca son un procedimiento efectivo para los pacientes que sufren de dolor lumbar crónico que es el resultado de la inflamación o disfunción de la articulación sacroilíaca.

Son mínimamente invasivas y pueden aliviar el dolor casi de inmediato para muchos pacientes. Estas inyecciones proporcionan alivio del dolor como resultado de sus características antiinflamatorias. Los pacientes que sufren de dolor lumbar crónico que se origina en la articulación sacroilíaca deben analizar la opción de las inyecciones de la articulación sacroilíaca con su médico para determinar si es una opción adecuada para su caso.

Neuralgia Post herpética

La neuralgia post herpética es una condición de dolor neuropático que se asocia con el virus del herpes zóster. Es común contraer este virus durante la infancia en forma de varicela. Aunque el cuerpo luego desarrolla inmunidad, el virus en sí permanece latente dentro del cuerpo y presenta un riesgo de reaparición, particularmente durante periodos de estrés elevado o función inmunológica reprimida.

No hay cura para la neuralgia post herpética.

Varias opciones de tratamiento están disponibles para controlar los síntomas del dolor asociado con la neuralgia post herpética.

Se sugiere a los pacientes a que hablen con su médico sobre las opciones para aliviar el dolor.

Neuralgia del Trigémino

Es un trastorno de los nervios del trigémino que causa dolor extremo.
El tratamiento puede incluir diferentes tipos de medicamentos. Si estos tratamientos no logran un alivio suficiente del dolor, el médico puede considerar otros procedimientos para lograr un alivio del dolor efectivo y a largo plazo.

Uno de estos procedimientos es la ablación por radiofrecuencia. Durante este procedimiento, los impulsos electrotérmicos se usan para destruir la región del ganglio del trigémino que es responsable de transmitir señales de dolor al cerebro.

Esta técnica particular ha reportado resultados de hasta 97% de índice de éxito.

Descompresion Laser Para Hernias Discales

Desarrollado en la década de los 80, el concepto de DPDL se basa en el hecho de que una pequeña reducción del volumen del núcleo pulposo provoca una caída drástica de la presión intradiscal. Esto se consigue introduciendo una fibra óptica en el disco intervertebral guiada mediante técnicas de imagen y con anestesia local y la emisión de energía láser que vaporiza una pequeña porción del núcleo pulposo.

Se introduce en la piel de la espalda una aguja especial (previa anestesia local de la zona), hasta llegar al disco intervertebral mediante control radiológico en todo momento (Fluoroscopia).
Una vez confirmado que la aguja está en el interior del disco intervertebral a tratar, se introduce a través de ella una fina fibra de láser.

La vaporización de una pequeña cantidad de núcleo pulposo provoca una drástica caída de la presión intradiscal, acompañada de la migración de la hernia fuera de la ruta del nervio.
Los niveles de energía del láser así como el tiempo de exposición del mismo, son individualizados para cada caso, dependiendo de la patología a tratar.

El organismo estadounidense Food and Drug Administration (FDA) aprobó la DPDL en 1991.

Lisis de Adherencias y Fibrosis

El dolor crónico de la columna ha sido un problema muy común entre nuestra población, el cual ha llevado a muchas personas a realizarse cirugías de columna vertebral. Con el paso de los años se han efectuado miles de procedimientos quirúrgicos a nivel mundial y se han podido analizar y obtener información sobre los resultados y su evolución a largo plazo.

Sin embargo, a pesar de que se han utilizado las técnicas adecuadas y en los casos en que la cirugía es necesaria, el dolor puede persistir o reaparecer después de la operación, condición que se conoce como Síndrome de Columna Fallida. En el año 2012, en Estados Unidos se operaron 250,000 pacientes, y de ellos el 40% quedaron con dolor residual.

Pueden existir múltiples causas de dolor en personas ya operadas. Siendo una de las mas comunes la formación de cicatriz o fibrosis en el espacio operado.

La fibrosis consiste en la cicatrización excesiva de los tejidos cortados durante la operación, lo cual puede demostrarse en 5 al 60% de pacientes sometidos a cirugía lumbar, siendo una de las posibles causas de malos resultados. Incluso después de una cirugía exitosa, el paciente tiene el mismo riesgo que cualquier otro individuo de padecer de dolor de espalda.

Cuando la cirugía de columna ha fallado o sido ineficaz, pueden considerarse otras opciones de tratamiento, antes de llegar a realizarse una nueva cirugía. Entre estas opciones se encuentra la Epidurolisis. La epidurolisis es una técnica intervencionista que se utiliza, principalmente, para el tratamiento del dolor lumbar crónico y el dolor radicular severo, que no responde a medidas convencionales como lo son fármacos analgésicos, relajantes musculares, incluso ciertos tipos de infiltraciones.

Las principales indicaciones son el dolor post cirugía de columna vertebral, estenosis del canal y la existencia de fibrosis epidural. Esta consiste en la introducción de un catéter a nivel caudal hasta llegar al sitio donde se encuentran la fibrosis, la cual es la causa de la molestia del paciente, y poder liberar las adherencias allí formadas. Así como poder inyectar ciertos fármacos en las raíces nerviosas afectas directamente.
Este procedimiento es ambulatorio, ya que el paciente no tiene que quedarse hospitalizado después de realizada la intervención. Se utiliza fluroscopía (Rayos X) ya que se debe visualizar directamente el lugar a tratar y asegurar la correcta posición del catéter y administración de medicamentos en el lugar que produce el dolor. Con esto logramos que todo el proceso sea mucho mas efectivo.

Este procedimiento se suele seguir de una mejora significativa del dolor y la función motora y puede repetirse de ser necesario.